Contacta conmigo
veronica.iamvr@gmail.com

CÓMO LAS MARCAS ESTÁN USANDO LA REALIDAD VIRTUAL Y AUMENTADA

CÓMO LAS MARCAS ESTÁN USANDO LA REALIDAD VIRTUAL Y AUMENTADA

Cómo las marcas están usando la realidad virtual y aumentada

Muchas son las marcas que se han interesado por contar su historia e involucrar a sus consumidores en ella de diversas formas, especialmente en los últimos tiempos. Desde hace ya varios años, la tendencia de crear contenidos, en vez de solo anuncios, ha llevado a muchas marcas a posicionarse como contadoras de historias, y creadoras de experiencias.

Por ello, era de esperar que un formato como el de la realidad virtual y las demás tecnologías inmersivas, supusieran un nuevo y atractivo formato para las marcas.

En este artículo veremos algunos ejemplos de marcas que han creado contenidos utilizando la realidad virtual o la realidad aumentada. Si bien han sido bastante cautelosas y lentas en adoptar las tecnologías inmersivas como herramienta de marketing, poco a poco vamos viendo más y más ejemplos de cómo utilizar la realidad virtual y aumentada para crear contenidos de marca y contar historias.

Estas primeras etapas son clave, y tienen sus ventajas y desventajas. Serán pocas las marcas que se atrevan a probar este medio por no tener un retorno de inversión asegurado, una métrica válida, o por no poder llegar a un público masivo, como sí pueden hacer otros medios.

Sin embargo, lejos de tomar esto como una desventaja, debemos saber venderlo como un punto fuerte: sorprender a los consumidores, conectar con ellos de una forma más profunda y hacer que una marca se posicione como innovadora.

Estos primeros valientes serán quienes terminen encontrando el formato, lenguaje o palanca adecuados para provocar la implicación en los consumidores, y quienes enseñarán e inspirarán al resto del mundo a hacer lo mismo.

En este artículo veremos algunos formatos que están funcionando bien a la hora de conseguir un objetivo de marketing para las marcas, tanto con realidad virtual como con aumentada, a través de ejemplos nacionales e internacionales.

Contenido de marca con realidad aumentada

La realidad aumentada lleva utilizándose en marketing mucho antes del boom de la RV en 2014, y podría decirse que ha sido la tecnología más favorecida por el marketing entre las tecnologías inmersivas.

Esto se debe a su capacidad de alcance por ser una tecnología de la que muchos pueden disfrutar en la actualidad pues la mayoría de dispositivos móviles en el mercado la soportan ya. Quedando superada la barrera de la distribución, la realidad aumentada tiene en consecuencia, una penetración más alta en el mercado, y por tanto un efecto más amplio.

Uno de los potenciales más comunes que las marcas han visto en esta tecnología es la interactividad que se puede aplicar a medios físicos no digitales.

Los primeros ejemplos los encontramos en sectores como la prensa y las revistas que encuentran en la AR la forma de unir el mundo digital con el físico. Desde 2012-14 hemos visto ejemplos en periódicos y revistas. Pero por desgracia este tipo de contenidos precisan de una app de descarga previa para poder ser reproducidos, lo cual dificulta su alcance y vida útil.

A nivel técnico se están creando soluciones y alternativas a esto, como la web AR, o soluciones como la de Google Lens. Pero fijémonos en el contenido, y en los formatos.

Otro ejemplo lo encontramos en un formato físico tradicional, como puede ser un calendario de adviento. Esta vez, la marca de chocolates Cadbury. Una forma de reinventar un clásico para las nuevas generaciones muy acertado.

Y un caso más reciente es el de la marca Jack Daniels que decide comunicar su historia de marca a través de su botella con ayuda de la realidad aumentada.

Ambos son ejemplos de un formato cada vez más común, el de dotar de interactividad a productos, mensajes o servicios, que mezclan el soporte del mundo real, con las ventajas de mundo digital.

Contenidos de marca con realidad virtual

La VR tiene el potencial de crear una experiencia de consumidor única y entretenida, que se quede en su recuerdo.

Por una parte, puede ser una herramienta de marketing que ofrezca a los clientes la experiencia más cercana a lo real que pudieran tener de un producto, servicio o lugar sin estar físicamente allí.

Es así el caso de la marca Thomas Cook de viajes, que promocionó diferentes destinos turísticos a través de vídeos en 360º, allá por el 2015 llamada “Try Before You Fly”. Más interesante en sí que el hecho de utilizar la VR para transportarnos a otros lugares (¡menudos genios!- nótese la ironía) es que consiguieron aumentar en un 190% las reservas cuando la gente probaba estas simulaciones de 5 minutos.

Un caso algo más práctico y actual lo encontramos en la marca estadounidense de bricolaje Lowe’s, con su experiencia en tiendas “HoloRoom How To” con la que permitían a los consumidores aprender cómo hacer ellos mismos ciertas tareas u obras de bricolaje, con productos de la marca, aportando utilidad plena, pues ayudaban así a que el proceso en la vida real posterior a dicho “tutorial inmersivo” fuera mucho más sencillo.

También la realidad virtual puede enseñarnos y acercarnos más al territorio de una marca. Si además es un territorio de adrenalina y riesgo como Redbull, nos facilita el hacerlo de forma segura, pero muy vívida. Redbull se puede considerar una marca que arriesga en sus contenidos, por lo que no es sorprendente encontrarnos con que tiene su propio hub audiovisual en el que poder ver varios contenidos de vídeo en 360º.

 

Transportarnos a otros lugares, enseñarnos a utilizar ciertos productos, o demostrarnos en primera persona el territorio de una marca son algunas de las cosas que la RV puede ayudarnos a comunicar como marcas.

Una marca puede también hacer contenidos que son entretenidos, a la vez que útiles, como es el caso de este entrenamiento o formación para empleados de la marca de pollo KFC, que en un tono muy acorde a la marca, recrea los pasos fundamentales de cómo realizar ciertas funciones a la hora de cocinar en un KFC, pero añaniendo un tono macabro y el formato escape room, por el cuál no saldrás de la habitación si no aprendes a prepara el pollo al estilo KFC en esta experiencia llamada “The Hard Way“.

Esta experiencia es un contenido complementario a un programa que KFC utiliza en combinación con eLearning y capacitación práctica en sus restaurantes. Más allá de su utilidad para capacitar a sus empleados (que en un entorno tan siniestro y de fácil distracción debido al diseño del entorno) creo que esta pieza era clave para inspirar a los empleados acerca de los valores de la marca y de su historia, de la receta original que llevaba más de 70 años haciéndose de la misma manera, pero esta vez contaron con una tecnología muy joven para enseñarlo.

Si queréis ver ejemplos de empresas españolas que han utilizado la realidad virtual y la aumentada para crear contenidos de marca, podéis ver la continuación de este artículo en Real o Virtual, el medio líder sobre realidad virtual y aumentada en español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *